Nueva Normativa para el Jamón Ibérico

El jamón ibérico es de los más vendidos en España, procede de cerdos de raza ibérica como mínimo del 50% y su calidad varía dependiendo de su raza, su alimentación, si se ha criado en dehesa en libertad y otros factores después de su sacrificio como el tiempo de curación, etc. Se caracterizan por tener la pezuña negra de ahí que se conozcan como “Pata Negra”.

Actualmente existen 4 tipos de jamón ibéricos a partir de la reforma del gobierno de mayo de 2014.

Jamón de Cebo Ibérico, en el que los cerdos están en granjas sin salir, alimentándose de piensos y que se distingue con la brida blanca. Es el más habitual.

Jamón de Cebo Ibérico de Campo, que es de la misma raza que el anterior pero se distingue en que los cerdos salen al campo y se alimentan aparte de piensos con hierbas y pastos naturales, también el andar fomenta una mejor calidad en la carne del jamón. La brida que lo distingue es de color verde.

Jamón de Bellota Ibérico, son los jamones de cerdos de raza 75% ibéricos en su mayoría y que se alimentan de bellotas y pastos en las dehesas en libertad. La brida que les corresponde es roja.

Jamón de Bellota 100% Ibérico, son los mejores y más caros, la raza de los cerdos tiene que ser 100% ibérica y tienen que estar alimentados en libertad con bellotas y pastos naturales. La brida que les diferencia es de color negro.